Más madera!!!!

En esos momentos de locura, hiperactividad e incoherencia que a veces tenemos las personas impulsivas, he decidido complicarme la vida (un poco más) reduciendo el tiempo de mi actividad comercial con un Máster presencial que me tendrá ocupado por las tardes unos meses…

Lo dicho, una locura. En el punto en el que tengo la necesidad más absoluta de apuntalar las campañas comerciales en curso, ese preciso punto en el que todo tiempo es poco… reduzco drásticamente ese valor de la ecuación en pos de la formación y del enriquecimiento personal y profesional.

¿Cómo hacer, al menos, lo mismo pero en la mitad de tiempo? Pues ni idea… pero estoy obligado a ello. Toca trabajar con más cabeza y menos “músculo” pero tal y como expuse en un antiguo post la formación es FUN DA MEN TAL (“formación, arma para ser competente y competitivo”) pero no menos mi cuanta de resultados.

Pero en el charco me metí, y del charco saldré. Pinta muy bien el Máster eso sí, y me servirá para abrir más la mente y aplicar nuevas estrategias, sin duda. Pero serán unos meses duros (ya me he hecho a la idea)

Tras releer este texto he caído en la cuenta de que este es el post menos “util” del blog para mis lectores, pero oigan… hay más y seguro que no se les han leído todos. En próximos artículos volveré a hablar de ventas (supongo) Tengo temas, y cosas que contar. Llamaré a las musas…

Gracias por leer!

@SantiGonFe

 

Anuncios

Aquellos viejos hábitos

 

Es tremendamente curioso a la par que intrigante ver que tras más de un año de inactividad en este blog sigo teniendo visitas a diario.

Algo hice medianamente bien, supongo.

Palabraflexia se inicio como un refuerzo a mi marca personal y un refuerzo a mi visión de las ventas en pymes y micropymes y de cómo pueden aprovechar mejor la comunicación para mejorar su cuenta de resultados. He pasado por diversas campañas comerciales en esta travesía de sequía taquigráfica… y solo puedo asegurar una cosa: me reafirmo en la necesidad de unir comunicación y ventas para obtener los mejores resultados posibles.

Aquí estoy de nuevo para seguir hablando (de vez en cuando)

¿Dónde ha quedado la parte comunicación de mi proyecto Ventas&Comunicación? Pues denostada en un rincón en la mayor parte de las ocasiones en las que por mucho que yo quisiera que las cosas fueran de otra forma, mis consejos sobre comunicación fueron desoídos muy a mi pesar. No siempre, pero por unas u otras mandaba el resultadismo y el cortoplacismo, y gestionar la paciencia en la vida comercial a veces es demasiado complicado.

Sigo apasionado por la comunicación, y motivado por las ventas, a las cuales me debo en las campañas que ahora tengo en marcha. Eso sí, se terminó eso de aconsejar en comunicación excepto a quién yo sepa que sabe valorarlo. Cuántas veces tratando de aportar, y cuántas escaldado. Y no critico a nadie si no a mí por este hecho.

Viejos hábitos

Vuelvo al blog. Vuelvo porque mi marca personal como agente comercial debe seguir su curso, y porque tiene delito no hacerlo como me recuerda de vez en cuando mi amigo y colaborador Lisandro Caravaca (poniéndome cara de “es pa matarte”)

Y vuelvo a centrarme en las ventas, sacándome de encima el empeño de ayudar a comunicar para vender más. Ahora bien sí dando caña a mi comunicación como Agente Comercial que, indudablemente, también repercute en las ventas. Por lo que la mejor forma de ayudar a las campañas comerciales que represento es ayudarme a mí mismo a recuperar los viejos hábitos y la fuerza de mi comunicación personal.

Además tengo mucho que contar y espero poder enfocarlo de tal forma que siga la línea de opinión/utilidad que en 2014 tuvo este blog.

Palabraflexia fue una herramienta para tal fin. Vamos a ver si vuelve(vuelvo) por sus(mis) fueros.

Gracias por leerme.

@SantiGonFe

Las Quimeras de la Diferenciación.

El proceso de recesión violento y continuado en el que nos toca desenvolvernos las pymes a día de hoy, nos obliga a olvidar tiempos mejores donde el boyante mercado era un gran queso que aparentaba no tener fin. En este contexto actual, ese queso ha menguado notablemente, las porciones son más pequeñas, ínfimas para algunos e inexistentes para muchos. El mercado se ha vuelto más competitivo, y quien quiere tajada debe aprovechar cualquier ventaja, por eso hablamos en todo momento de Diferenciación para poder asomar la cabeza entre la masa, ser visibles para nuestro público objetivo, y tras conseguir ser vistos, rematar con el privilegio de, además, ser los elegidos por el cliente.

¿Por qué hablo de Quimeras de la diferenciación?

Para quién no lo sepa, y por definición, quimera tiene dos significados:

  • Un animal imaginario monstruoso, formado por un cuerpo de cabra con cabeza de león y cola reptilesca, proveniente de la mitología griega. Un encanto de criatura.
  • O bien podemos referirnos a una fantasía que creemos real. Una ilusión o un imposible defendido con fervor.

Pues ya está, pienso en diferenciación aplicada a las pymes y tengo que decir que ambas definiciones me encajan de una forma impecable. Me explico…

Luchando contra el Monstruo.

Dentro de un organigrama de pyme o micropyme, habitualmente sintetizado en un dueño o gerente y con pocos estamentos directivos, tiene por norma general mucho peso la raigambre y el miedo al cambio. No suele existir una predisposión natural a evolucionar, y desde luego, los planteamientos en el cambio de gestión o de procesos entran en juego cuando las cosas van mal, como viene siendo habitual en el grueso de empresas de pequeño tamaño del país (van mal o se ven resentidas en sus resultados)

Es habitual plantear esos cambios cuando la situación viene siendo ya preocupante, si no crítica. Mientras todo ha venido involucionando, casi podemos decir que la adaptación llevada acabo ha sido cosa de pocos ¿de visionarios? No, de empresarios con sentido común y visión a medio plazo. El problema de aquellos que aguantan a duras penas o han caído ha sido, en numerosas ocasiones, el miedo o la incapacidad de cambio y adaptación. Esa monstruosa Quimera acechando que impide por miedo girar, sino 360º, puesto que volveríamos al mismo lugar, al menos dar un volantazo que suponga un cambio de rumbo, significativo en una estrategia para conseguir diferenciación y perder menos mercado, frenar la caída libre hasta conseguir cierta sensación de estabilidad.

Quimera - ChimeraMiedo al monstruo que supone un cambio. Pero reconozcamos que mirando alrededor en nuestro tejido empresarial, muchos de los casos de éxito y los de supervivencia han recurrido al darwinismo para sustentarse de esta nueva realidad económica, empresarial y social.

La diferenciación como ilusión.

Entrando en el paralelismo que veo con la segunda acepción de quimera el planteamiento se me hace más simple. Cuanto hablar de hacer las cosas diferentes pero hacerlas igual en esencia.

Es complicado ser diferente, en todos los aspectos, y supone un factor riesgo que no todo empresario está dispuesto a asumir. Vencer al monstruo del que hablaba en el punto anterior supone estrategia, conocimiento interno de la empresa y conocimiento de mercado, por resumir los factores mas importantes. Cuántos son los que están viviendo en su quimera consideran estar haciendo algo diferente, y estar desesperados por no conseguir los resultados que esperaban. Más de lo mismo camuflado de otra cosa.

Y es que el diferenciarse puede llegar desde un arrebato de genialidad, pero el análisis y el trabajo es una manera más segura. Habrá quién cueza en el interior de su empresa y con sus medios la receta oportuna, y en otras ocasiones hará falta ayuda para desencorsetar los procesos y gestión adquirida y desestructurar lo obsoleto para conseguir esa diferenciación deseada.

Nunca vivir en la falsa creencia de que estás haciendo alfo diferente sin mirar alrededor. Y sobre todo saber que ser único, dura poco tiempo, y la evolución tiene que ser continua y a día de hoy acelerada. Recordemos que las pymes tienen esa flexibilidad para adaptarse a pesar del mal momento que limita, entre otras cosas, la financiación.

Conseguir la diferenciación competitiva.

Nos toca vencer a la criatura y no sumirnos en ilusas realidades. Utilizar la estrategia y el conocimiento empresarial para aspirar a una diferenciación que nos permita ser más capaces de mantener nuestra porción del mercado, importar ideas y procedimientos para adaptarlos en pos de la rentabilidad, y buscar potenciar los puntos fuertes de nuestro modelo de negocio. Todo esto lleva trabajo, mucho trabajo, pero es el camino.

Dada la gran complicación que supone a veces salir del dogma y liderar un cambio transgresivo o revolucionario en una pyme sin la garantía de que funcione, quizá no sea malo pensar que ser el mejor de todos tus competidores ya es una buena diferenciación.

Como ya exponía en un antiguo post – leer aquí – la experiencia que otorga un momento tan exigente genera valor y curte a los empresarios del futuro.

@SantiGonFe

Imagen de la Quimera de Arezzo – máximo exponente del arte etrusco conservada en Florencia.

3 Motivos para que el interiorismo de tu tienda esté hecho con muebles de Ikea

¿Os habéis percatado de la tendencia en auge de utilizar el mobiliario de ikea para decorar los comercios de nuestras calles?

Tanto en comercios de tradición como en los de nueva implantación es cada vez más habitual ver muebles de la conocida marca sueca para exponer sus productos, decorar sus escaparates y en algunos casos incluso suponen el eje central del mobiliario del establecimiento.

Primer motivo. EVITAR LA DIFERENCIACIÓN.

Cuando uno de los factores que puede hacer pervivir a tu comercio es la diferenciación, con está tendencia conseguirás tener un establecimiento prácticamente igual a la mayoría de los nuevos comercios que abren. En algunos casos los escaparates serán tal y como si de una franquicia se tratase, del mismo modo implantaremos una tienda de ropa de bebes, una tienda de bolsos y complementos o un comercio de alimentación. Da igual que cada tipo de comercio tenga necesidades diferentes. Muebles idénticos que permiten encajar de forma, a veces insulsa, cualquier producto que pongamos en ellos. Tus productos no destacarán pero el consumidor identificará de forma inmediata que la estantería es un producto de ikea. El modelo “Expedit” es normalmente el más socorrido para tu tienda, y muy económica. Un verdadero comodín que refuerza tu nula diferenciación.

Segundo motivo. ADAPTACIÓN TÉCNICA INEXISTENTE AL ESPACIO.

La modularidad básica de los productos del gigante del mueble es evidente y uno de sus puntos fuertes. Pero aún dentro de posibles productos modulares, interesantes por el ahorro en costes productivos que se repercuten en la compra, lo que permite adaptarse a la medida siempre ofrece una mejor solución. Creo que su oficina técnica y de diseño no está orientada hacia la fabricación de una línea que aporte un valor en el establecimiento abierto al público y la modularidad es tremendamente limitada. ¿Qué quiero decir con esto? Fácil. No están pensados para tu tienda. Forzamos la implantación del producto para adaptarnos al mueble. No están adaptados al espacio del local, lo cual es una ventaja… para ikea, volvemos de excursión a la gran superficie para comprar algún elemento que tape los huecos que ha dejado nuestra estantería “Liatorp” -Uy, esto empieza a no ser tan barato- Además en el caso de que no haya un elemento de la misma serie y en el mismo color para poder rellenar… lo mejor es comprar algún componente decorativo que seguramente será ideal para distraer la atención del consumidor que perderá probablemente el interés en lo que vendes dado el agasajo visual del adorno en cuestión. Esto es lo más propio para hacer lo contrario a un mobiliario al servicio del producto y de las ventas. Una buena ayuda para no facturar más.

Tercer motivo. LOS ACCESORIOS QUE PERMITEN COLOCAR TUS PRODUCTOS NO EXISTEN.

Retomo mi anterior argumento de forzar la implantación del producto para adaptarnos al mueble, vamos a renunciar a los accesorios que permiten el acercamiento real de los elementos que queremos vender hacia los posibles compradores. El mobiliario comercial específico o una instalación comercial propia para tu establecimiento consigue que el producto esté expuesto como debe y facilite las ventas. ¿Quién desde Suecia ha pensado en el accesoriado que te ayuda a tener tus productos? Pues no sé, quizá alguien, Ikea no. Y con ello vuelves a colocar, como puedes y no como sería recomendable. Tiendas de moda -por ejemplo- donde no están las prendas presentadas para que el cliente perciba… infraexplotación del espacio.

Quizá me siento más estupefacto si cabe al ver tiendas de decoración, regalos, menaje o similares con mobiliario comprado en Ikea que es muy posiblemente una de sus más feroces competencias. Me confunde hacerle el juego así.

No me quiero extender…

Haría más valoraciones sobre este tema que me inquieta, entre otros motivos por dedicarme a la fabricación y venta de mobiliario comercial. Honestamente, tengo que decir que una u otra solución en interiorismo comercial no es el factor que asegura el éxito en un negocio, pero sí aseguro que el aspecto diferenciador, el acercamiento del producto al consumidor y otros factores que aporta una buena elección en el mobiliario comercial son determinantes en las ventas, o al menos en aumentarlas o reducirlas ¿Cuál de las dos cosas prefieres?

Mobiliario

Pensemos en el objetivo. ¿Abrir por el menor precio posible o abrir un negocio con posibilidad de continuidad, aceptación comercial y beneficios? No voy a obviar que el precio es un motivo de peso para tomar estas decisiones a la hora de abrir un comercio, pero en algunos casos diría que es como abrir una empresa de transportes y comprarse una mula y un carro en vez de una furgoneta, desde luego la mula supone un ahorro importante en combustible, mantenimiento… a primera vista. Pero lo que nos puede aportar en cuanto a rentabilidad, imagen y calidad de servicio será evidentemente mucho menos y puede ayudarnos a adelantar el cierre de nuestro proyecto.

El “do it yourself” en decoración, mobiliario, implantación puede jugarte una mala pasada. Abrir es sencillo… pero solo por abrir no has hecho nada. Atraer es un reto y vender es el objetivo.

Me estoy extendiendo…

No es una cuestión de hacer inversiones desmesuradas, dado que ese ha sido uno de los males que han venido de los tiempos de bonanza, pero sí de realizar un estudio del mobiliario dentro de la estrategia de apertura de un negocio. Se puede hacer un interiorismo comercial funcional, único y orientado a aumentar las ventas sin ser prohibitivo. Dentro de un plan de viabilidad quizá no sea una ayuda estandarizar el mueble ikea para casi todo, a no ser que busques conseguir alguno o todos los aspectos que he mencionado.

@SantiGonFe, gracias por leer, compartir, opinar.

Pensando que hacer las cosas bien no es incompatible con hacerlas a buen precio. El equilibrio es posible!