Hacia rutas gastronómicas…

Uno de los factores más importantes para realizar un trabajo profesional es conocer el sector en el que desarrollas la labor.

Hace ya poco más de dos años en los que mis caminos comerciales me conectaron con el sector de la hostelería y la gastronomía, con diversas campañas comerciales en paralelo y trabajando comunicación y contenidos para la venta. Surgieron oportunidades de entrar en un sector que siempre había visto como cliente, y que gustándome bastante, no había sido una de las opciones preferentes nunca a la hora de plantear un “desembarco” profesional en nuevos retos.

Pero surgió, y tras un timorato inicio, y cursando a la vez un Máster en Negocios Digitales e Internacionalización, la idea toma peso y comienza un desarrollo de marca hacia Gastrocomercial como cambio de rumbo profesional hacia las ventas, el marketing y la comunicación en el sector gastronómico (un sector necesitado de comunicación muy enfocada y concreta, eso sí, algo saturado de empresas, profesionales, influencers y otras figuras menores en comunicación, y con una necesidad imperativa de especialización para ser efectivo y rentable) siendo mi piedra angular la venta como agente comercial independiente, sin olvidar la mencionada comunicación. La corta vida de Gastrocomercial, marca nunca muerta pero sí invernando profunda y prolongadamente, atiende a la necesidad que enlaza con la frase inicial de este post, el conocimiento del sector. Un lanzamiento a las ventas con la obligación atender de la mejor forma al mundo de la hostelería, y en mi caso personal enfocado en la mayoría de las veces hacia la “alta” gastronomía. Con un lenguaje y un producto que se aprende (como todo se puede aprender más o menos rápido) pero que requiere una adaptación importante para poder tener un mínimo éxito a la hora de tratar con un nuevo perfil para mí, Chef Ejecutivos, F&B´s y Directores de Hoteles y de Compras con un lenguaje que bien podía ser a veces otro idioma para mí. Un contexto dónde aprender sus necesidades, y en muchos casos, entender como funciona una cocina profesional es tanto y más importante que el producto en sí. Siempre he tratado de vender mejoras o soluciones, y no podía hacerlo hasta comprender que mejoras puedo sugerir o que problemas puedo solucionar…

Y un proyecto te seduce… 

Que todo esto junto, y llamémosle prudencia por no desenvolverme aún de forma muy fluida en dicho ecosistema, haya roto la idea de posicionar Gastrocomercial como marca hace ya docena y media de meses solo ha tenido connotaciones positivas. Definir una sola representación hasta conocer el proyecto (y un poco mejor el sector) ha devenido en una inmersión total en Da Silva Gastronomía, pudiendo, ahora sí con mayor firmeza, desarrollarme en la venta mejor enfocado y poder actuar en otros campos como la comunicación y la estrategia de marca. Desde una perspectiva personal, si bien no hace falta mirar mucho para entrever la bisoñez que aún poseo en el sector, esta oportunidad brindada me permite un desarrollo continuado, creativo e ilusionante. Mucho por aprender, y todo por hacer…

Y hacia estos caminos gastronómicos me derivé, y por ellos transito, una oportunidad para crecer y unida al mundo del chocolate, las ventas y la comunicación. Siempre en evolución y retomando las ganas de escribir en éste medio que tengo cuasi abandonado (y escribir en otros medios de nuevo ¿Por qué no?)

Entiendo que por mi dejadez en este Blog, el número de lectores será irrisorio en este momento, quizá este ejercicio de situación profesional que hago en este artículo ni siquiera sea interesante pero me he propuesto recuperar el feeling con mi expresión escrita, que tantas alegrías me ha dado otrora…

Muchas gracias por leerme.

Sigo siendo @SantiGonFe para lo que gusten.

y también @Gastrocomercial en twitter (al servicio de Da Silva, eso sí)

e @instabirra en twitter e @instabirras en instagram, por si a alguien de ustedes les gusta la buena cerveza, que algún frikismo tiene que aparecer en rrss, que no todo va a ser trabajo.

 

Anuncios

Comunicar para Vender – A vueltas con los contenidos

Los Malditos Contenidos*

Una de las cosas que más echan para atrás a las pymes y a los pequeños proyectos a la hora de plantear una estrategia de comunicación seria (Justo por detrás de pagar por ello) es tener que alimentar de contenido la red o redes que ponen en marcha (Blog, twitter, facebook, G+, pinterest…)

Voy a dejar de lado un posible plan de medios, asumiendo que este post va más para aquellos que nos lo guisamos (o nos lo hemos guisado solicos) alguna vez y vamos de indies con la comunicación.

Estoy en sintonía con aquellos que quieren estar en todos lados, la omnipresencia es a priori una forma de llegar a más público objetivo, pero no deja de ser matar moscas a cañonazos y la realidad es que para proyectos en fase inicial o de pequeñas dimensiones, y pensando en vender de forma efectiva, la micro segmentación y la minuciosa selección de canales de comunicación son la mejor manera de comenzar a comunicar nuestra película.

Vuelvo a empatizar con aquellos que además de estar en todo, quieren dotar de contenidos de forma indiscriminada, red por red, día tras día. Es un error común de falta de estrategia, y muy probablemente de falta de criterio en dos premisas importantes:

¿Qué comunico? y ¿Para quién comunico?

Puesto que sin tener perfectamente definidas las respuestas a las anteriores preguntas montar una estrategia es poco menos que jugar a la lotería. Conozco bien esta fase porque en antiguos proyectos ha sido así, y se aprende mucho de los errores, pero suponen una brutal inversión en tiempo y recursos, lo he padecido en primera persona.

Sobre la primera pregunta diré que veces comprendo el bloqueo de muchos “responsables de comunicación” autodidactas y autoproclamados en su empresa como tal (como yo lo soy en mi proyecto) a la hora de generar contenidos. Pero también diré que nos gusta meternos en charcos que cubren mucho y sabiendo nadar lo justito. Si no tenemos recursos o conocimientos para una fotografía de calidad, o cuanto menos apropiada, abrir supercuenta en instagram, pinterest o tener una plantilla del blog que prioriza las fotos… pues igual es de masoquistas en potencia. Be Water My Friend… si tu target está ahí o te adaptas al recipiente o no te metas.

Y por otro lado tener cosas que contar. En este asunto comentaré que actualmente estoy cursando un Máster y tras meses de clase, ha surgido el tema en diversas ocasiones, en un grupo variopinto, en el buen sentido, en cuanto a perfil personal y profesional, y con proyectos muy chulos -se repite la frase ¿Y yo qué cuento?- OMG, yo en algunos casos veo verdaderas orgías de contenidos, mucho por contar, todo por contar, banzai!!!!!! (ánimo con los contenidos chicas/os)

El difuso “para quién”

Otra de las cosas que yo he detectado siempre en pymes y micropymes es el error de comunicar aquello que ellos mismos quieren oír. O bien comunicar aquello que queda bien porque lo han visto en canales de la competencia y creen que es lo que hay que decir… o lo que queda bien sea o no la estricta realidad de la empresa. ¡Pues nada más lejos! O pensamos en lo que nuestro público quiere leer, ver, oír, tocar… o vamos a conseguir que nuestro mensaje sea inútil y baldío

Cosas que pasan cuando uno se lanza a comunicar su proyecto

Supongamos que ya hemos seleccionado “El Qué” y el “Para Quién” y en un alarde de lucidez tenemos también muy claro “El Donde”

Empieza lo divertido, estamos en el momento en el que los contenidos originales y de calidad son fundamentales para el posicionamiento de una marca o empresa. Somos valientes, somos juanpalomos, pues a meter contenido se ha dicho ¿no? ¿Qué podemos encontrarnos?

  • Modo ametralladora. Marcas o empresas que están en todos los sitios habidos y por haber y lanzan contenidos en ráfagas, incluso duplicando independientemente de que las redes sean diferentes y haya un público diferente en ellas. Publicaciones muy seguidas y repentinamente… el silencio. Se terminan las ideas y no se publica más. ¡Nos hemos quedado sin balas muchachos!
    • Mi consejo, el cortoplacismo y este tipo de sprints de poco valen. Es mejor centrarse en pocos canales y crear un buen calendario de publicaciones coherentemente espaciadas. E ir analizando con calma mientras preparas nuevo contenido. Constancia mejor que velocidad.
  • Modo fantasma. Vamos a crear perfiles y páginas a troche y moche que son gratis, una o dos publicaciones en alguna de ellas (en otras ni eso) y después el cantar de los grillos… Perfiles vacíos que generan una desazón en el consumidor que mucho bien no le hace a las marcas.
    • Mi consejo, no abrir los canales hasta tener contenido para el primer empujón, y huyendo del modo anteriormente mencionado, asegurarte de que para el impulso de salida puedes poner en público un contenido atractivo que no genere la duda a quién lo ve de si hay vida tras esa marca.
  • Modo Guadiana. Con este me identifico especialmente y en la actualidad. Rachas intermitentes, temporadas de actividad (o incluso hiperactividad) y periodos de silencio. Pero no es solo cosa mía… es frecuente. Una vez más falta de calendario, en mi caso aún habiendo estrategia, no hay planificación y eso me hace jugar al escondite con mis lectores y hacer que pierdan interés, dejen de seguirme, de leerme y de confiar en mis contenidos.
    • Mi consejo, no ser como yo, pero mucho menos como los anteriores supuestos. Y vuelvo a la constancia, nadie marca que la cadencia sea alta, que cada cual ponga el metrónomo a su gusto o a la necesidad de su proyecto, pero dar contenidos con asiduidad genera público fiel, deseoso de más, siempre y cuando seas útil.

Para mí estos son los modelos más replicados pero seguro que hay más ¿Conocéis más?

Todo esto que cuento son impresiones personales, de mi día a día, que nadie tome esto como reglamentario, pero ojalá sea útil para vosotros mi humilde visión, lectores.

Por último y por experiencia, no hay prisa con la comunicación, pensar mucho antes de empezar, que la prisa por vender no os atropelle la comunicación. Cuidado con esto!

Quizá también sea de vuestro interés este otro post sobre comunicación – “4 claves y media que debe cumplir tu comunicación profesional

Invito a matizarlo, completarlo o criticarlo en los comentarios… sin cortapisas.

El asterisco del primer titular esconde la frase tal y como me gustaría ponerla (* Los jodidos contenidos)

Gracias por leer.

@SantiGonFe, modo Guadiana ON.

 

Más madera!!!!

En esos momentos de locura, hiperactividad e incoherencia que a veces tenemos las personas impulsivas, he decidido complicarme la vida (un poco más) reduciendo el tiempo de mi actividad comercial con un Máster presencial que me tendrá ocupado por las tardes unos meses…

Lo dicho, una locura. En el punto en el que tengo la necesidad más absoluta de apuntalar las campañas comerciales en curso, ese preciso punto en el que todo tiempo es poco… reduzco drásticamente ese valor de la ecuación en pos de la formación y del enriquecimiento personal y profesional.

¿Cómo hacer, al menos, lo mismo pero en la mitad de tiempo? Pues ni idea… pero estoy obligado a ello. Toca trabajar con más cabeza y menos “músculo” pero tal y como expuse en un antiguo post la formación es FUN DA MEN TAL (“formación, arma para ser competente y competitivo”) pero no menos mi cuanta de resultados.

Pero en el charco me metí, y del charco saldré. Pinta muy bien el Máster eso sí, y me servirá para abrir más la mente y aplicar nuevas estrategias, sin duda. Pero serán unos meses duros (ya me he hecho a la idea)

Tras releer este texto he caído en la cuenta de que este es el post menos “util” del blog para mis lectores, pero oigan… hay más y seguro que no se les han leído todos. En próximos artículos volveré a hablar de ventas (supongo) Tengo temas, y cosas que contar. Llamaré a las musas…

Gracias por leer!

@SantiGonFe

 

Aquellos viejos hábitos

 

Es tremendamente curioso a la par que intrigante ver que tras más de un año de inactividad en este blog sigo teniendo visitas a diario.

Algo hice medianamente bien, supongo.

Palabraflexia se inicio como un refuerzo a mi marca personal y un refuerzo a mi visión de las ventas en pymes y micropymes y de cómo pueden aprovechar mejor la comunicación para mejorar su cuenta de resultados. He pasado por diversas campañas comerciales en esta travesía de sequía taquigráfica… y solo puedo asegurar una cosa: me reafirmo en la necesidad de unir comunicación y ventas para obtener los mejores resultados posibles.

Aquí estoy de nuevo para seguir hablando (de vez en cuando)

¿Dónde ha quedado la parte comunicación de mi proyecto Ventas&Comunicación? Pues denostada en un rincón en la mayor parte de las ocasiones en las que por mucho que yo quisiera que las cosas fueran de otra forma, mis consejos sobre comunicación fueron desoídos muy a mi pesar. No siempre, pero por unas u otras mandaba el resultadismo y el cortoplacismo, y gestionar la paciencia en la vida comercial a veces es demasiado complicado.

Sigo apasionado por la comunicación, y motivado por las ventas, a las cuales me debo en las campañas que ahora tengo en marcha. Eso sí, se terminó eso de aconsejar en comunicación excepto a quién yo sepa que sabe valorarlo. Cuántas veces tratando de aportar, y cuántas escaldado. Y no critico a nadie si no a mí por este hecho.

Viejos hábitos

Vuelvo al blog. Vuelvo porque mi marca personal como agente comercial debe seguir su curso, y porque tiene delito no hacerlo como me recuerda de vez en cuando mi amigo y colaborador Lisandro Caravaca (poniéndome cara de “es pa matarte”)

Y vuelvo a centrarme en las ventas, sacándome de encima el empeño de ayudar a comunicar para vender más. Ahora bien sí dando caña a mi comunicación como Agente Comercial que, indudablemente, también repercute en las ventas. Por lo que la mejor forma de ayudar a las campañas comerciales que represento es ayudarme a mí mismo a recuperar los viejos hábitos y la fuerza de mi comunicación personal.

Además tengo mucho que contar y espero poder enfocarlo de tal forma que siga la línea de opinión/utilidad que en 2014 tuvo este blog.

Palabraflexia fue una herramienta para tal fin. Vamos a ver si vuelve(vuelvo) por sus(mis) fueros.

Gracias por leerme.

@SantiGonFe

La Prensa en la estrategia de comunicación de una Pyme.

Cuando me refiero a pymes en este blog, habitualmente debemos pensar que en el noventa por cierto de los casos hago referencia a micropymes, pequeños negocios e incluso autónomos. Unidades empresariales mínimas que por su bagaje y estructura a menudo dejan de lado la comunicación corporativa y la imagen de la empresa, desconocimiento, falta de medios e inexperiencia suelen ser los motivos para desatender esta parcela del negocio.

 Esos otros Grupos de Interés…

Una de las cosas que más cuesta en una micropyme es poder determinar todos los grupos de interés de la empresa. Existen algunos que se identifican de forma imperiosa, y la comunicación con ellos es, mejor o peor, pero absolutamente natural y necesaria. Clientes, proveedores y entidades financieras en todo caso.

Pero ¿Y esos otros colectivos que pueden ayudarnos en nuestra empresa y dejamos de lado?

Dentro de los grupos de interés que no determinamos como prioritarios (o simplemente no identificamos) están incluidos posibles catalizadores de una mejora empresarial tales como las asociaciones o la prensa.

Obligados a buscar clientes, tenemos que entender el contexto actual en el que la comunicación supone un factor clave en la búsqueda de clientes, en la posibilidad de atraerles y sobre todo en la capacidad de ofrecer la confianza necesaria para que éstos no elijan y nos compren. Y ahí es donde podemos implementar estrategias asequibles que incluyan a estos grupos de interés a los que nunca prestamos interés.

La Pyme y La Prensa

Prensa y Pymes Palabraflexia

Año 2015, la comunicación de una empresa, sea del tamaño que sea, con la prensa es más sencilla que nunca. La distribución de los medios ha cambiado, la prensa escrita y digital se funden. Aparecen nuevos medios con “alma” digital y la comunicación audiovisual está cada día más consolidada. En mi opinión, la muestra del consumidor de prensa escrita está perfectamente atendida y éste elige siempre el formato que más cómodo le resulta. Quienes siguen leyendo los diarios impresos, quienes apuestan por los portales digitales, quienes han reducido sus medios a las APP de cada diario, quienes acceden a todos los medios a través de sitios como Orbyt o incluso quienes acceden a las noticias exclusivamente por Twitter. O una combinación de varias de las opciones enumeradas. Más pluralidad, y más oferta, nuevos modos de entender la noticia y de ofrecer soportes publicitarios y de comunicación para empresas.

Tras esta contextualización tan superficial, al meollo.

Sigue leyendo “La Prensa en la estrategia de comunicación de una Pyme.”

Publicidad social ¿Su finalidad es ayudar o vender ?

Todos somos “victimas” (en el buen sentido) de diversas acciones de publicidad social que nos clican ese botoncito solidario y altruista que tenemos.

Cada día más empresas implementan políticas de Responsabilidad Social Empresarial (RSE)

No debemos confundir entre Publicidad Social y RSE. Ésta última es una estrategia global de la empresa, enraizada en todos los departamentos a través de una sistematización de procesos en busca de mejoras definidas. Este cambio ha de ser profundo y debe conllevar un plan estratégico, el cual se debe implantar, revisar, evaluar y comunicar. Estas políticas de RSE pueden repercutir de forma directa en la cuenta de resultados y en la propia marca, generando más impacto social y beneficios. (ver vídeo sobre la ventaja económica de implantar RSE en las pymes)

En cambio la publicidad social es una acción puntual que se ejecuta para conseguir un beneficio concreto para una causa a través de la participación de los consumidores. Esto es un brazo de palanca a la movilización para fines sociales de todo tipo. Debemos ser conscientes de que el apellido social es importante para el funcionamiento de estas campañas, pero no caigamos en la trampa de pensar que no son en muchos casos generosas acciones de publicidad y comunicación.

Dentro de un plan de RSE o de forma independiente

La publicidad social es perfectamente encajable en la implantación de RSE dentro de las empresas, y ayuda enormemente a la comunicación de esta, pero no necesariamente está asociado a un proceso tan complejo de cambio dentro de las compañía y en las  pymes y micropymes se puede aplicar de forma independiente con muy buenos resultados.

La publicidad social es un ejemplo de comunicación emocional

Una campaña social es un ejemplo de como ha evolucionado el branding y el marketing para implicar a los consumidores en hacer más fuerte a una determinada marca. Uno de los retos en publicidad es hacer que los consumidores se pongan en vanguardia de una marca determinada y se conviertan en fieles seguidores y altavoces de la causa. Las emociones son utilizadas para este fin, y la compasión es el pilar fundamental de este tipo de publicidad. Las acciones sociales promovidas por las marcas son un arma para reclutar al consumidor y ponerle a frente de una causa, repercutiendo de forma directa en la notoriedad de la misma. Una acción de publicidad social con una campaña bien definida es capaz de implicar a personas que ni son ni serán consumidores del producto pero que dentro del movimiento vas a promover el mensaje y con ello hacer crecer a la marca.

Lo que sí debemos tener claro es que el objetivo fundamental es ayudar, es el eje y el propósito final de estas campañas, este factor fundamental me lo recordaba esta semana Ana del Fraile (@anadelfraile) responsable de comunicación y RSE en bodega Cuatro Rayas. Lo imprescindible es creer en la causa y ayudar, los beneficios llegan después. Y tiene toda la razón.

No debemos ver la publicidad social desde un punto de vista negativo y comercial. Sí podemos analizar las campañas que nos rodean valorando la implicación del negocio, empresa o marca con la causa con la que colabora, y entender que si hay un esfuerzo por ayudar a un individuo, colectivo o acción social, es honesto que los promotores de dicha acción sean recompensados por la confianza del consumidor, contribuyendo también al bienestar económico de la empresa. Si como empresa una acción me reporta más beneficios, en consecuencia puedo destinar más recursos en ayudar y generar un flujo económico muy productivo para todas las partes.

Accesible para todos

restaurantes contra el hambre

Nadie duda de la utilidad de donar un porcentaje del menú solidario en un restaurante donde te prestan el servicio que vas buscando y como valor añadido, y sin hacer nada más que consumir, ayudas a paliar el hambre en el mundo. Es una fantástica acción. Iniciativas como el plato solidario o el menú solidario se llevan a cabo en innumerables restaurantes del multitud de países. Y es asequible y accesible para grandes y pequeños, pudiendo atraer más público a sus mesas.

Uno de los puntos fuertes de la publicidad social es que cualquier comercio, empresa o negocio puede acceder a campañas que repercutan en su ámbito y generen prestigio. Por desgracia a nuestro alrededor es sencillo encontrar diferentes agentes sociales que necesitan ayuda y visibilidad, y el público y el consumidor en términos generales está dispuesto a colaborar si la finalidad es digna y se lo ponen fácil. Como comercio de barrio no podrás tener un papel determinante en la erradicación de la malaria en África, pero sí puedes tener un papel determinante identificando causas cercanas para las que puedas ser importante en tu ámbito local. 

Dentro de una estrategia de marketing no debemos olvidar estas posibles campañas sociales, otorgan visibilidad, son susceptibles de aparecer en medios y que terminan por monetizarse en forma de ventas, pero sobre todo otorgan la satisfacción de poder ayudar.

Yo animo a toda empresa a atreverse a usar acciones creativas de publicidad social, ayudar en el entorno local y conseguir la confianza de clientes y posibles clientes.

En mi opinión debemos aceptar la convivencia entre la vertiente altruista de las acciones sociales y la zona de branding y monetización de las inversiones. Beneficia a todas las partes.

Como de costumbre, esta es mi opinión sobre el tema, habrá otras y os animo a comentar y escribir vuestros aportes o críticas. Gracias.

Santiago González @SantiGonFe

agente comercial. estrategias creativas y comunicación

hazte fan de la página de facebook de Palabraflexia

Logo-Santi-González-01

 

La comunicación como elemento diferenciador para las pymes.

No sé si estaréis de acuerdo conmigo en que la tendencia general hacia un marketing creativo y una imagen diferenciada en las pymes y los comercios es más una proclama que un movimiento real, son palabras y no hechos.

El concepto de la diferenciación está sobrevolando todos los foros de los que se nutren empresarios y emprendedores pero a la hora de la verdad son muy pocos los que confían en un valor realmente diferenciador en su marca, en su imagen o en su comunicación.

Diferenciación sea cual sea tu sector

Las dudas pueden venir desde el punto de vista sectorial.

¿Cómo voy a diferenciarme yo si soy una zapatería? por ejemplo. Pues quizá no puedas hacerlo a través de tu producto, porque si pones en el escaparate unos mocasines rosas con borlas amarillas, serás diferente, indudable, pero quizá no conectes con tu público (aunque nunca se sabe…) pero sí puedes ejercer una comunicación diferente al resto, mejorar tu identidad corporativa que te aleje de lo común y pensar acciones promocionales o publicitarias que te hagan ser recordado por encima de las demás zapaterías con las que compites por clientes.

Otro ejemplo ¿Cómo voy a diferenciarme si vendo morcillas? Muchas opciones, puedes intentar diferenciarte por calidad, pero quizá esta sea una guerra complicada de ganar, puedes ser memorable y noticiable al hacer las morcillas más grandes del mundo… o destacar en el lineal de los embutidos, brillar con luz propia a través de un embalaje o una presentación de la morcilla única y genial. Comunicación visual, creatividad en packaging, etc…

sorpresa

Intento que comuniques de forma diferente

Intento, por que es mi trabajo, y por puro convencimiento, que empresas pequeñas (y no tan pequeñas) consideren realizar acciones diferentes en su comunicación, cosas asequibles escaladas a sus medios y orientadas a ser relevantes en su comunidad, entorno y clientela. Pero es difícil, y lo entiendo. El paso para ser diferente no deja de ser un riesgo y un acto de fe.

¿Hasta dónde debo llegar para sorprender?

¿Hasta dónde puedo llegar para no pasarme?

¿Hasta dónde voy a llegar con mis limitados recursos?

Para mí todas estas preguntas son comprensibles y estan dentro de contexto cuando alguien te ofrece que te salgas, aunque sea un poquito, de la norma establecida. Pero nadie negará que “quién no arriesga no gana” y me permito tirar de refranero para enlazar con lo siguiente…

¿Cuántas veces has visto un anuncio o publicidad arriesgado y has pensado que era una idea genial?

Seguro que más de una y más de dos. La diferenciación no tiene porqué ser arriesgada, es cierto que si juega con ese plus de riesgo y descaro puede multiplicar el impacto, la repercusión, los beneficios… pero también el rechazo, no nos engañemos.

Estrategia para controlar los riesgos.

Pero para eso está la estrategia, detrás de una comunicación diferente o arriesgada debe haber un estudio estratégico, del publico objetivo, sus gustos, los riesgos, etc… No se trata de lanzar un locura bizarra y ver que pasa.

El marketing creativo pasa por despertar las emociones del consumidor y hacer que algo se remueva en su coco. Ojo! no sea que toquemos algo que no debamos y se nos echen encima por no haber valorado algún aspecto.

El marketing creativo ya NO es exclusivo

Realizar acciones que emocionen a los consumidores ya no es algo exclusivo de las grandes empresas, las grandes marcas y las grandes agencias de publicidad. Un pequeño negocio, una pyme o micropyme puede tocar las emociones de sus clientes de igual forma o mejor, y una campaña de comunicación creativa o una acción puntual de marketing diferente puede ser un tremendo éxito con muy poca inversión.

Un empresario pequeño que conoce a su público puede correr ese riesgo controlado de realizar una campaña creativa y diferenciarse de todos los que a su alrededor tienen miedo de hacerlo o piensan que solo es para los grandes.

Como ya exponía en otro artículo “El consumidor quiere jugar contigo” y esa es tu oportunidad.

A mí me gustaría contribuir a que la diferenciación llegue de verdad al pequeño empresario, que haya una carrera por ser diferente y por ser mejor, pero los primeros pasos son fundamentales y quien quiera “arriesgar” en eventos, comunicación, publicidad y entienda que los medios están a su alcance, comenzará la carrera con mucha ventaja sobre los demás. Por ahora son pocos quienes han echado un pie al frente y yo confío en poder ayudar a aquellos que tengan el impulso de dar el paso pero tengan dudas.

¿Dejamos de hablar de diferenciación y nos diferenciamos?

Santiago González @SantiGonFe

agente comercial. estrategias creativas y comunicación

hazte fan de la página de facebook de Palabraflexia

Logo-Santi-González-01

Photo: Autor photostock vía www.Freedigitalphotos.net

Entender la comunicación desde el Chester de Risto

Podemos llamarlo deformación profesional, pura curiosidad o capacidad de observación, pero sea cual sea el motivo intento fijarme (cosa muy recomendable) en como se comunican las personas y como reacciona el público ante esos recursos comunicativos.

No soy un gran consumidor de TV por falta de tiempo, y sobre todo de interés por lo que emiten, pero a veces hay programas que me gusta ver, aunque sea por el mero hecho de ver la forma de expresión de quienes intervienen en ellos. No le doy mucha credibilidad a casi ningún formato televisivo, por muy espontáneo que parezca pero escepticismo excluido… a veces se aprende.

Risto Mejide y su Chester…

sofa chester

Es un buen espacio para analizar algunas aspectos, desde mi perspectiva y de una manera muy trivial, recuerdo una vez más que éste es un blog de opinión.

COMUNICACIÓN DE PRINCIPIO A FIN

Qué Locura!!! un formato nuevo… un tipo entrevistando a otro… evidentemente no. Pero sí un lugar donde comparar otros productos televisivos similares y donde encontrar muchos rasgos de la comunicación que hay que tener en cuenta. El propio chester, un sofá, comunica desde el minuto cero. Desde las promos previas a emitir el espacio, caña al chester, hilo conductor del programa y escenario de cuidado tapizado en cada entrevista. Nos comunican (y mucho) con este factor.

Alocución inicial, voz en off contextualizando de una forma casi poética, mientras el paseillo deja ver el look elegido para recibir al invitado…

CUIDADO CON LA COMUNICACIÓN NO VERBAL

Otro ejemplo es la brutal comunicación no verbal del propio Risto, enfrentada a la de cada uno de sus interlocutores. Un interesante montaje de las entrevistas nos permite ver como “los caretos” del presentador nos comunican tanto como lo hacen con el entrevistado. Debemos darnos cuenta de que eso se puede manejar y es tremendamente influyente en las personas con las que charlamos, sobre todo si queremos conseguir algo de ellas (procesos de venta, financiación, una cita romántica…)

LAS IMPORTANCIA DE LAS PAUSAS A COMUNICAR

Sin olvidar los tempos. Es fácil notar las diferencias entre una entrevista llevada por Ana Pastor, por Jordi Évole o por el propio Risto Mejide (por poner tres ejemplos claramente diferenciados) – En una entrevista se puede avasallar con preguntas buscando una respuesta o reacción determinada del  “contrario” o dejar hablar para que él mismo se meta en el charco que hace de la entrevista algo memorable o a menos interesante – Cada cual debe trabajar la comunicación de la forma más efectiva posible para conseguir su objetivo. Ser un gran comunicador tiene trabajo, entrenamiento y técnica, no nos engañemos. Lo mismo ocurre con el tono y el volumen, las interrupciones…

Todo esto se puede trabajar. Y si eres comunicador se debe trabajar. Y después está el factor público. Me remito a una frase que nos espetó en una charla reciente D. Arturo Gómez Quijano ( @ArtutoGomezQuij Profesor Universidad Complutense ESIC ICEMD, entre otras cosas) “La comunicación no es lo que digo, es lo que el otro entiende” por lo que hay que hilar muy fino en las entrevistas que supuestamente son a pecho descubierto, y por eso valoro el programa, porque al menos me da esa impresión (o me lo están comunicando así con su buen hacer)

LAS EMOCIONES VENDEN

Y por último una reflexión. Atendiendo al último programa de Viajando con Chester en el que aparecieron Pablo Iglesias y Pedro García Aguado, no cabe duda de que lo que vende son las emociones (en la TV y fuera de ella) NO seguí en tiempo real en twitter la repercusión, algo que si he hecho otras veces con el programa, pero aquí me senté a verlo sin más. Lo que me ha parecido curioso es que después de ese día practiacemte todo lo que he visto en medios ha sido referente a “Hermano Mayor” a excepción de algún meme de Pablo Iglesias. ¿Por qué digo esto? Porque mi sensación personal es que vencieron (y vendieron) las emociones de un caso real, duro y lacrimógeno por encima de un personaje del cual puede depender en parte el futuro político de nuestro país. Personas e historias por encima de figuras emergentes que influyen en el devenir del país. Pues debemos ser conscientes (yo que me dedico a la venta lo soy)

El programa no permite ver solo la cara amable de Risto, sus muecas, su repertorio de gafas de sol, ni simplemente escuchar al entrevistado; Permite ver aspectos fundamentales de la comunicación y aprender de ello.

Tantas y tantas veces hemos leído sobre esto pero no todo el mundo lo tiene en cuenta, y eso tiene delito cuando tu actividad está relacionada con la comunicación o la venta. Tenemos los ejemplos delante de las narices, en la tele, alrededor… ¿Cuidas tu comunicación personal o profesional? Deberías!

Santiago González @SantiGonFe

agente comercial. estrategias creativas y comunicación

hazte fan de la página de facebook de Palabraflexia

Logo-Santi-González-01

Vender es sexo; Fidelizar es Amor

Seguro que muchos estáis de acuerdo conmigo en que existen dos formas muy diferenciadas de conseguir ventas. Y los profesionales de la venta quizá no tan de acuerdo o simplemente no reconozcáis que todos en un momento u otro hemos practicado las dos, y evolucionado en consecuencia, hacia un lado u otro.

Tipo 1 . El aquí te pillo, aquí te mato.

A esta me refiero como sexo (puro y duro)

Este tipo de acción comercial que desemboca en una venta rápida y poco meditada por parte del cliente. Una compra por impulso y por la capacidad del vendedor de convencer aquí y ahora. Cuando no existe un periodo de reflexión prolongado en una venta de cierta importancia, el cliente se deja guiar por el apremio de ventajas de la compra inmediata, de la capacidad del comercial de ponerle en la tesitura de ahora o nunca, es tu oportunidad, y en ocasiones en verse condicionado por las dudas y recibir el apoyo en la decisión de la otra parte, interesada en llevar a cabo la venta.

No siempre este “revolcón” es un fracaso. Una venta nada más llegar puede ser una satisfacción para ambos y que todo desemboque en una relación (pasando de este modo al tipo 2)

Pero qué ocurre cuando esta venta se basa en la inmediatez para no dejar ese periodo de reflexión de forma deliberada, qué ocurre con el sexo no satisfactorio, ese del que te arrepientes a la mañana siguiente. En todo proceso de venta ha de haber al menos dos ganadores. Si esto no pasa y se rompe la regla del win-win la relación ha terminado, la decepción es enorme y por norma general tendrás que buscar a otro para una nueva canita al aire, nadie descarta que el mismo cliente tenga un nuevo affaire contigo, pero seguramente lo “hará” con otros si tiene la necesidad buscando el amor que no le diste.

fidelizacion clientes

Tipo 2. Descubriendo el amor

Nada que no esté una y mil veces dicho. FIDELIZAR a tus clientes es fundamental para mantener sana tu cuenta de resultados. Se invierte mucho tiempo y recursos en poder captar un posible cliente y convertirlo en beneficios, y hay que ser conscientes de que a veces se tarda más de lo que creemos desde que te compra por primera vez hasta que has rentabilizado el esfuerzo inicial y comienza a dar beneficios.

Este tipo de venta consultiva, donde las operaciones tardan más en “cocerse” permiten una mayor reflexión del cliente y es importante el trabajo de asesoramiento para disipar todas las dudas que este pueda tener, tapar lo huecos a otros pretendientes con los argumentos necesarios para ser el competidor elegido, y seducir de forma honesta para que la decisión sea suya, y la percepción de que es tu cliente y no tú quien lleva a cabo el cierre de la venta es fundamental para evitar dudas posteriores y arrepentimientos post contratación. Le has enamorado, y no solo has vendido esta vez, puede ser el comienzo de una larga lista de pedidos o contratos.

No te confíes, tu cliente puede serte infiel, cuida la relación, o gestiona de forma adecuada sus infidelidades, quizá hayas hecho algo mal y puede que se enamore de otro…

Estrategia comercial adecuada

Encontrar la estrategia comercial adecuada es fundamental, el tipo de cliente y de producto puede decantar la balanza por una venta más ágil y rápida o por una venta consultiva cien por cien. Ni todo es blanco, ni todo es negro. Pero fidelizar es fundamental, en conclusión:

  • Si tienes sexo tendrás una venta rápida con un proceso corto y económico que además aporta beneficios a corto plazo pero no asegura el futuro. Un vendedor que use esta dinámica debe saber evolucionar.
  • Si lo que buscas es amor, te costará más tiempo y recursos conseguirlo, pero aseguras la trascendencia en el tiempo, ganas fidelidad y confianza, un modelo long tail que reporta más seguridad.

Quizá no sea la mejor analogía, pero quedan claros algunos conceptos para diferenciar que estrategia comercial están utilizando con tu negocio, o cual debes utilizar en función de tus objetivos. Todo esto es aplicable a otros grupos de interés.

Como agente comercial reconozco que según el momento, el tipo 1 de venta es útil y necesario, pero con los cimientos sólidos que permiten convertir esa venta rápida en una relación de confianza duradera y alejarse de los vendemotos. Del mismo modo también he aprendido a conceder más tiempo a los procesos de venta (y sigo en evolución)

Esta es una opinión personal, la podéis comentar, rebatir, alabar, matizar, criticar… vuestro feedback será bienvenido. Gracias por leerme y compartir.

Santiago González @SantiGonFe

agente comercial. estrategias creativas y comunicación

hazte fan de la página de facebook de Palabraflexia

Logo-Santi-González-01


Photo: Autor Marin vía www.Freedigitalphotos.net

4 claves y media que debe cumplir tu comunicación profesional

La comunicación de tu empresa, tu negocio y la tuya propia como profesional es la base fundamental para conseguir todo aquello que te propongas. Tanto si tus objetivos son ofrecer una imagen profesional, como si son una estrategia de branding, o potenciar los resultados y las ventas, todo, y digo TODO pasa por una buena comunicación que esté al servicio de la mencionada estrategia.

megáfono comunicación

En mi opinión hay algunas claves que debe cumplir tu comunicación independientemente de la duración o el objetivo de tu campaña de comunicación. Estas cuatro son par mí las “intocables”

ENFOCADA

La comunicación ha de ser obligatoriamente enfocada, debes determinar a quién te vas a dirigir, quien es tu publico objetivo y que quieres transmitirle. Inmediatamente después debes saber donde están y saber que tienes que diseñar una estrategia usando los medios o soportes (online y/o offline) donde ellos puedan verte. Una vez determinados estos aspectos focaliza tus recursos en llegar a ese público, tienes que pensar que el resto “sobra” e invertir tu tiempo y dinero en ellos. Huir del “matar moscas a cañonazos” y así maximizar las posibilidades de conseguir impactos válidos.

RESPONSABLE

Hay muchos aspectos en los que la comunicación debe ser responsable. Debemos entender que la comunicación modifica y afecta a nuestro entorno, y hay que ser responsable con la sociedad en la que vivimos, cuidar los mensajes, los medios usados y del mismo modo que en el punto anterior comenté la necesidad de focalizar el esfuerzo en nuestro target, sí debemos tener la responsabilidad de no vulnerar las sensibilidades de otros grupos sociales que puede que vean nuestra comunicación.

Por otro lado hay que ser responsable de lo que se ofrece o comunica. Y conviene no dejar flecos que puedan ser malinterpretados, dado que entonces el cliente te verá responsable de cumplir algo que puede no coincidir con tu mensaje, y esto genera un gran conflicto que puede ser complicado de gestionar. Tienes la responsabilidad de ser claro en el mensaje.

COHERENTE

Usar diferentes medios para trasladar el mensaje a tu público es algo habitual, y muchas veces necesario para poder calar en la mente del consumidor. No se comunica del mismo modo en formatos tan diversos como un vídeo o un anuncio en prensa, pero sí debemos preocuparnos de que si la campaña de comunicación es multisoporte todos los medios lancen el mismo mensaje o que estos sean partes complementarias del mismo, de lo contrario el consumidor, tu objetivo, se puede ver distraído o confundido y no vas a captar su atención. Si no lo entiende, perderá la atención y si le confunde puede incluso a generar rechazo hacia la marca o la campaña puntual. Cuidar el canal y el código… conceptos básicos de la comunicación que a veces se olvidan.

ATRACTIVA

Puedes tener un mensaje maravilloso y claro,un mensaje que tu público objetivo está deseando recibir, pero piensa que si el formato no es atractivo puede no tener el efecto deseado. El envoltorio de tu mensaje tiene que ser la primera de tus victorias. La presentación del plato te prepara de forma positiva o negativa para disfrutarlo y aunque este sea muy sabroso, es mucho mejor empezar con una sensación positiva dado que esa predisposición hará que tu público reciba el mensaje con la mente más receptiva.

Utilizar la creatividad, el humor, las emociones y la tan traída y llevada diferenciación son maneras de conectar que potencian la comunicación y fijan el mensaje. Además si aquella persona a quien te diriges puede interactuar, sentirse parte de tu comunicación y participar activamente en ella, además de conseguir más fuerza en tu mensaje podrás convertir a esa persona en un promotor con lo que aumenta la difusión el impacto de la acción (leer “El consumidor quiere jugar contigo“)

Dije 4 y media ¿verdad?

No se trata de una clave más, es más bien un Tip… para mí la comunicación no es importante, es sencillamente imprescindible para conseguir resultados, la comunicación visual, escrita, comunicación con los medios, con los grupos de interés, on y off… son muchos campos para dominarlos todos. Un pequeño negocio, una pyme o micropyme, un autónomo o una gran empresa no tienen las mismas necesidades ni los mismos medios, pero todos necesitan comunicar. mi consejo es contar en la medida de lo posible con un profesional en aquel o aquellos campos en los que la autosuficiencia puede ser un enemigo. No lo dudes consulta y si es viable contratar es la mejor opción (y suele ser la más rentable)

No dudes en comentar este artículo sea cual sea tu opinión.

Gracias por leerme.

Santiago González @SantiGonFe

agente comercial. estrategias creativas y comunicación

Logo-Santi-González-01