coaching·Empresa·negocios·Opinión·ventas

La humanización del Coaching

No hay duda de que el Coaching es uno de los términos que desde hace un par de años se han introducido con mayor fuerza en nuestro ámbito profesional y personal.

¿Qué es el coaching? Todos nos hemos formulado esta pregunta al empezar a retumbar este concepto en nuestros oídos. Como ya he dicho, y según mi opinión, es otro de esos muchos términos anglosajones que adoptamos sin pudor, tal como si nuestro idioma no fuera tan rico como para poder expresar todo aquello deseado, el Coaching es algo que ya existía pero que hemos nominado y tipificado como una práctica novedosa, o una tendencia.

Me hago eco de dos definiciones que me han ayudado a comprender de qué se trata esto del Coaching…

“El coaching es el arte de crear un ambiente a través de la conversación y de una manera de ser, que facilita el proceso por el cual una persona se moviliza de manera exitosa para alcanzar sus metas soñadas.”
“The Inner Game of Tennis” Tim Galleway
“El coaching consiste en liberar el potencial de una persona para incrementar al máximo su desempeño. Consiste en ayudarle a aprender en lugar de enseñarle.”
John Whilmore

El espectro de posibilidades que presenta el coaching abre un abanico inmenso en cuanto a su tipificación, que resulta algunas veces un tanto desconcertante. Coaching empresarial, coaching ejecutivo, coaching personal, coaching sistémico, coaching transformacional, coaching de desarrollo, coaching de superación, coaching ontológico, coaching cognitivo, coaching coercitivo, coaching deportivo… ¿sigo?

Cada uno de ellos entrena una situación determinada y está orientado a unos resultados concretos. Una de las cosas más importantes para mí es identificar el problema que quieres solucionar o la habilidad que quieres desarrollar, que a veces no son cosas tan evidentes. Desde luego es evidente que infravaloramos el potencial humano y no lo educamos ni desarrollamos como deberíamos.

solutions

Este tipo de dinámica, correctiva, educacional, motivacional, no es sino una profesionalización de lo que ya se ha ejercido en otras profesiones (maestro, entrenador deportivo, psicólogo, etc…) pero el “Coach” es responsable de tutorizar con el único fin de conseguir ese cambio o esos resultados.

El desarrollo de esta actividad propicia más especialización, permite el acceso a más información sobre coaching, la creación de nuevas empresas de consultoría y empresas de formación para Coach, la creación de revistas y publicaciones especializadas como “motivat coaching magazine“…

Desde luego esta actividad que pretende el crecimiento de las personas, es de por sí una tendencia creciente por si misma, con los riesgos que conlleva todo aquello que puede llegar a ser burbuja.

Coaching para todos

Vemos con recelo, los profanos en el asunto, si esto del coaching es algo que es para la plebe, dado que se introdujo principalmente en directivos y ejecutivos… se percibe un clasismo que se va rompiendo dado que hay sesiones asumibles, dinámicas de corta duración e incluso coaching para desempleados que aspiran a conseguir un puesto de trabajo, pero que se pronuncien los Coach y nos vendan sus ventajas.

A mi esto del Coaching me intriga, me gusta y me sorprende la verdad.

@SantiGonFe. Gracias por leer.

imagen: www.freedigitalphotos.net
Anuncios

6 comentarios sobre “La humanización del Coaching

  1. Me encanta el enfoque que has escogido. Abrir el abanico para que cualquier persona se haga su composición de qué es para ellos el coaching. En cuanto a las definiciones, me quedo más con la segunda. En Gravedad Cero (www.gravedad-cero.com) alguna vez nos han dicho que los cursos que ofrecemos, son como una sesión de coaching creativo. Yo trato de explicar que más allá del nombre, lo importante es facilitar que las personas desarrollen su potencial para obtener un fin. Me explico, tratamos de motivar a las personas para que jueguen con su imaginación y sus conocimientos y así generar ideas originales que aporten un valor para resolver un determinado reto, desafío o problema. Y como bien defiendes, en nuestras sesiones, me atrevería a decir que el 90% del éxito de la misma es identificar y definir el reto sobre el cual vamos a aplicar una o varias técnicas de creatividad para tratar de resolverlo. Pero no nos quedamos sólo con las ideas. Lo importante de todo esto es ayudar a seleccionar las mejores y hacerlas crecer, ver cómo se hacen realidad. Ahí reside el éxito de nuestra forma de ‘ayudar’.

    1. Gracias por tu aporte Javier.
      Yo creo en tu labor, creo en las soluciones creativas para resolver conflictos, y creo en cualquiera que con tu edad y tus ganas se meta en un proyecto tan interesante como el tuyo.
      Eres un buen ayudador, porque se trata de profesionalizar la ayuda en desarrollo de cada persona… y eso bien hecho, genera valor personal, social y empresarial, sin duda.
      A por ello, y te deseo mucho éxito con Gravedad Cero.

  2. Cuánta razón tienes, Santi, como siempre en todo lo que dices -y digo bien, dices, ya que aparte de escribir, tengo la suerte de poder compartir personalmente muchas -menos de las que quisiera- conversaciones de sobremesa-.

    Está claro que en el mundo, en las redes sociales, en la televisión -ahí predomina más el gallinero y la jauría del insulto y la descalificación barata, pero algo hay-, cada vez se percibe más una creciente necesidad en las personas de alcanzar, en la medida de sus posibilidades, el estadío último de la ya famosa pirámide de Maslow, aquél que habla de la autorrealización, y gran parte de esto, como perfectamente apuntas, viene dado por esa necesidad de ser mejores y conseguir nuevos retos.

    Es un momento en que el mundo está cambiando, y muchas personas de nuestra generación, los llamados Millenials, queremos esa prosperidad y ese éxito rápido y fácil dado por una formación o experiencia que, sin duda tenemos, pero sin duda también tienen muchas de las personas que nos rodean.

    Como conclusión y sin ánimo de robarte ni una línea más de este fantástico blog, decir que el único sitio donde éxito viene antes que trabajo es en el diccionario.

    Un abrazo.

    1. Para nada es robar líneas amigo!!!
      En enriquecer el artículo, mi opinión siempre será muy difusa y ha de completarse con la de los demás.
      Y todo esto me lo escribe una persona con una proyección enorme, que nos conocemos, y de donde venimos y a donde hemos llegado ha sido por trabajo, formación y quien quiera, ahí te tiene de ejemplo.
      Un placer ser leído y otro que respondas!
      abrazos!!!!

  3. ¡Atrévete a probarlo, Santi!
    Hay varias premisas que pueden ayudar a diferenciar qué es Coaching y qué no lo es. Esto se entiende mejor viviéndolo que explicándolo.
    Con respecto a la evitación de burbujas, acude siempre a profesionales con formación acreditada (en número de horas, contenidos, prácticas, etc.) y certificación de alguna de las asociaciones que velan por el correcto ejercicio del Coaching (AECOP y ASESCO son las dos de referencia en España)

    1. gracias por tu comentario Pablo. Desde luego soy osado al hablar sin haberlo experimentado, pero buenas charlas he tenido sobre ello…
      Siempre, en todos los servicios, hay que asegurarse de que quien los presta es profesional, acreditado a ser posible. Y sacar del sistema a oportunistas.
      Te agradezco el aporte y me encanta que profesionales me comenten, corroboren, corrijan… etc… que para eso tengo el blog y es más rico (y útil) entre todos.
      1 abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s