Empresa·negocios·pymes y autónomos

Las Quimeras de la Diferenciación.

El proceso de recesión violento y continuado en el que nos toca desenvolvernos las pymes a día de hoy, nos obliga a olvidar tiempos mejores donde el boyante mercado era un gran queso que aparentaba no tener fin. En este contexto actual, ese queso ha menguado notablemente, las porciones son más pequeñas, ínfimas para algunos e inexistentes para muchos. El mercado se ha vuelto más competitivo, y quien quiere tajada debe aprovechar cualquier ventaja, por eso hablamos en todo momento de Diferenciación para poder asomar la cabeza entre la masa, ser visibles para nuestro público objetivo, y tras conseguir ser vistos, rematar con el privilegio de, además, ser los elegidos por el cliente.

¿Por qué hablo de Quimeras de la diferenciación?

Para quién no lo sepa, y por definición, quimera tiene dos significados:

  • Un animal imaginario monstruoso, formado por un cuerpo de cabra con cabeza de león y cola reptilesca, proveniente de la mitología griega. Un encanto de criatura.
  • O bien podemos referirnos a una fantasía que creemos real. Una ilusión o un imposible defendido con fervor.

Pues ya está, pienso en diferenciación aplicada a las pymes y tengo que decir que ambas definiciones me encajan de una forma impecable. Me explico…

Luchando contra el Monstruo.

Dentro de un organigrama de pyme o micropyme, habitualmente sintetizado en un dueño o gerente y con pocos estamentos directivos, tiene por norma general mucho peso la raigambre y el miedo al cambio. No suele existir una predisposión natural a evolucionar, y desde luego, los planteamientos en el cambio de gestión o de procesos entran en juego cuando las cosas van mal, como viene siendo habitual en el grueso de empresas de pequeño tamaño del país (van mal o se ven resentidas en sus resultados)

Es habitual plantear esos cambios cuando la situación viene siendo ya preocupante, si no crítica. Mientras todo ha venido involucionando, casi podemos decir que la adaptación llevada acabo ha sido cosa de pocos ¿de visionarios? No, de empresarios con sentido común y visión a medio plazo. El problema de aquellos que aguantan a duras penas o han caído ha sido, en numerosas ocasiones, el miedo o la incapacidad de cambio y adaptación. Esa monstruosa Quimera acechando que impide por miedo girar, sino 360º, puesto que volveríamos al mismo lugar, al menos dar un volantazo que suponga un cambio de rumbo, significativo en una estrategia para conseguir diferenciación y perder menos mercado, frenar la caída libre hasta conseguir cierta sensación de estabilidad.

Quimera - ChimeraMiedo al monstruo que supone un cambio. Pero reconozcamos que mirando alrededor en nuestro tejido empresarial, muchos de los casos de éxito y los de supervivencia han recurrido al darwinismo para sustentarse de esta nueva realidad económica, empresarial y social.

La diferenciación como ilusión.

Entrando en el paralelismo que veo con la segunda acepción de quimera el planteamiento se me hace más simple. Cuanto hablar de hacer las cosas diferentes pero hacerlas igual en esencia.

Es complicado ser diferente, en todos los aspectos, y supone un factor riesgo que no todo empresario está dispuesto a asumir. Vencer al monstruo del que hablaba en el punto anterior supone estrategia, conocimiento interno de la empresa y conocimiento de mercado, por resumir los factores mas importantes. Cuántos son los que están viviendo en su quimera consideran estar haciendo algo diferente, y estar desesperados por no conseguir los resultados que esperaban. Más de lo mismo camuflado de otra cosa.

Y es que el diferenciarse puede llegar desde un arrebato de genialidad, pero el análisis y el trabajo es una manera más segura. Habrá quién cueza en el interior de su empresa y con sus medios la receta oportuna, y en otras ocasiones hará falta ayuda para desencorsetar los procesos y gestión adquirida y desestructurar lo obsoleto para conseguir esa diferenciación deseada.

Nunca vivir en la falsa creencia de que estás haciendo alfo diferente sin mirar alrededor. Y sobre todo saber que ser único, dura poco tiempo, y la evolución tiene que ser continua y a día de hoy acelerada. Recordemos que las pymes tienen esa flexibilidad para adaptarse a pesar del mal momento que limita, entre otras cosas, la financiación.

Conseguir la diferenciación competitiva.

Nos toca vencer a la criatura y no sumirnos en ilusas realidades. Utilizar la estrategia y el conocimiento empresarial para aspirar a una diferenciación que nos permita ser más capaces de mantener nuestra porción del mercado, importar ideas y procedimientos para adaptarlos en pos de la rentabilidad, y buscar potenciar los puntos fuertes de nuestro modelo de negocio. Todo esto lleva trabajo, mucho trabajo, pero es el camino.

Dada la gran complicación que supone a veces salir del dogma y liderar un cambio transgresivo o revolucionario en una pyme sin la garantía de que funcione, quizá no sea malo pensar que ser el mejor de todos tus competidores ya es una buena diferenciación.

Como ya exponía en un antiguo post – leer aquí – la experiencia que otorga un momento tan exigente genera valor y curte a los empresarios del futuro.

@SantiGonFe

Imagen de la Quimera de Arezzo – máximo exponente del arte etrusco conservada en Florencia.
Anuncios

3 comentarios sobre “Las Quimeras de la Diferenciación.

  1. Muy cierto Santiago clave es la diferenciacion, si caer en el ambito de la competencia. Si creamos conocimiento, y transmitimos el mensaje correcto en el momento adecuado, podremos distinguirnos “entre la muchedumbre que hay en internet”, hay mucha informacion valiosa, pero poco difundida. Excelente articulo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s