Marketing·Opinión·ventas

Reinvención y reconversión de modelos de negocio en Ocio y Cultura

Empezaré por varias aseveraciones:

Quién hace 10 años era consumidor de cine en casa… lo sigue siendo.

Quién hace 5 años era consumidor de música… lo sigue siendo.

Quién hace 3 años era un lector empedernido… lo sigue siendo.

¿Qué quiero decir con estas afirmaciones?

Los modelos de negocio pueden cambiar pero los clientes siguen ahí. Y esto es algo muy a tener en cuenta en la situación actual.

Cine, música y literatura son tres ejemplos claros y fehacientes de modelos de negocio de gran consumo que han evolucionado mucho en la última década. Estos tres pilares fundamentales del mercado del ocio, han sufrido de forma paralela una revolución que ha puesto patas arriba la industria tradicional y sobre todo sus canales de venta.

En este caso muchos factores han entrado a formar parte de una evolución necesaria para su sostenibilidad, pero que a pie de calle nos ha supuesto ver de primera mano algunos cambios…

Hemos visto desaparecer los videoclubs que hace no mucho poblaron nuestros barrios para dejar paso al alquiler por internet y TV digital. Música y literatura han sucumbido en gran medida por los formatos digitales. Librerías y tiendas de música son sectores muy afectados por el cambio de tendencias de consumo. Algunos de estos comercios tradicionales de hecho, están cerrando sus puertas. Siguen siendo mercados que mueven millones, pero la balanza está claramente posicionada hacia los mencionados formatos digitales.

libros openphotoSería un interesante debate si el desarrollo de la tecnología es el factor determinante para el éxito de estos formatos o es la demanda de producto más económico y ecológico lo que ha hecho que la tecnología se desarrolle fulminando los cds y dañando al formato tradicional de libros, y hemos llegado a este punto, donde podemos tener en el bolsillo miles de canciones en excelente calidad o disponer de la Biblioteca de Alejandría en la palma de la mano, algo tremendamente impensable hace no demasiados años.

Con ello ha surgido una revolución en estos mercados, producida en ambos extremos. Por un lado los autores y artistas se han visto obligados a reconvertirse para entrar en el sistema. Y por otro las editoriales y discográficas han tenido que claudicar a los nuevos soportes. La ruptura entre estas dos partes en mi opinión se ha hecho más patente, y la dificultad de los primeros para poder despegar e introducirse es comparable a la dificultad de los segundos para obtener la rentabilidad a la que venían estando acostumbrados.

En el caso de los libros, esos de papel, los de toda la vida, no veo que la desaparición o merma de su producción vaya a ser tan brutal como ha sucedido con las películas y los CDs.  No veo a algunos lectores prescindiendo de un elemento tan romántico y purista como un libro al uso, y tampoco las estanterías sin ese gran elemento decorativo y que aparenta cultura en estanterías de nuestros hogares. Pero incluso quien devora literatura está siendo abducido por el libro electrónico, y el ebook reader ha sido, una vez más, en las recientes navidades un regalo muy recurrido, y cada vez más vemos en el día a día personas que pasean estos cómodos artilugios como alternativa a sus lecturas tradicionales.

Lo dicen los datos, http://librista.es/amazon/kindle-paperwhite/ nuevos modelos, producción agotada, tecnología asequible y portales especializados en venta de libros digitales o en comparar los diferentes modelos del mercado…

Algo tan tradicional como la lectura ha dado un gran giro. El consumidor ha asumido esto y el éxito del libro electrónico ya es un hecho. Las librerías tratan de adaptarse, algunas con poca fortuna. Y los autores redirigen sus esfuerzos para poder ser publicados, esto lo sé de primera mano porque participé recientemente en la presentación del libro Amén de un nuevo autor que sabe que su libro no será accesible al gran público hasta estar en formato digital y dentro de una plataforma de renombre. Duro trabajo poder llegar a ser un escritor que consiga beneficios de su obra hoy en día.  Por su parte, las editoriales solo meten a imprenta y producción valores seguros. El modelo ha cambiado en todos sus estratos, afectando más allá del consumidor.

Asistiremos en los próximos años a más vuelcos hacia lo digital, seguro.

Acabaré como empezaba, no han desaparecido los compradores de libros, películas o música, pero la industria se ha reinventado, con sus notas positivas y su aspectos negativos.

Aquellos que nos dedicamos a la venta tenemos que saber que pocos negocios (o ninguno) serán inalterables en el tiempo, y que cada día los cambios son más rápidos.

Adaptar nuestro negocio en tiempo real es la única forma de supervivencia.

@SantiGonFe

Imagen de OpenPhoto

Anuncios

4 comentarios sobre “Reinvención y reconversión de modelos de negocio en Ocio y Cultura

  1. Como bien dices la “adaptación al entorno” es vital para la supervivencia, y esta “ley” no es empresarial es una ley de la propia naturaleza y de la evolución de las especies.En lo que discrepo contigo, amigo Santi, es en lo del debate entre la tecnología o la demanda de productos económicos/ecológicos como factor determinante del cambio. En realidad lo que inclina la balanza es la utilidad. El libro electrónico empieza a despuntar porque los reproductores tienen una calidad notable, facilitan el acceso a un catálogo muy extenso, facilitan las anotaciones, y sobre todo a medida que la duración de las baterías se alargan, empiezan a ser autónomos, que es el único punto (a excepción del romanticismo del papel) en el que los libros tradicionales siguen por delante.
    La utilidad junto a la confianza es lo que mueve el mundo.

    1. No te quito la razón Jorge. A mí siempre me queda la duda de si las necesidades evolucionan por sí solas, se generan de forma espontánea o se promueven desde avispados visionarios que saben que algo habrá que vender…
      Me encanta el debate, y observar la incidencia de la tecnología como catalizador de las nuevas tendencias de consumo. Con sus pros y sus contras.
      Comodidad y versatilidad desde luego son puntos muy a tener en cuenta.
      Gracias por tu aporte. 1 abrazo!

      1. Bajo mi humilde punto de vista, las necesidades básicas no evolucionan, lo que cambia es la forma en la que las satisfacemos. Por ejemplo la necesidad de comunicación siempre la hemos tenido, pero a medida que disponemos de nuevas formas mas ágiles y accesibles de satisfacerla (más útiles), abrazamos esas soluciones y abandonamos las anteriores (teléfonos móviles frente al fijo, o el email frente a la carta o postal, o las propias redes sociales frente a “radiopatio”)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s