Opinión·Social Media

El político 2.0 o el miedo humanizarse y salirse del discurso.

En mi opinión es increíble, algo que satura mis entendereras, que existan aún algunos sectores que a pesar de ver el entorno en el cual nos vemos inmersos no consiguen readaptar su forma de comunicar Han perdido la relevancia que tuvieron. Están herméticos a combinar las nuevas plataformas con los soportes ya obsoletos o en fase de desaparición por los que siguen apostando.

De qué hablo? Pues fundamentalmente de dos grupos, importantes, que no han sabido coger el tren de la comunicación online, no han querido o simplemente les da miedo.

El primer sector son los medios de comunicación, quizá debería personificar diciendo periodistas, pero como indivíduos si hay grandes ejemplos que luchan, por su cuenta y riesgo en el mundo digital, con una muy buena calidad… pero los medios, esos del gran nombre y redacción llena de folios y becarios que corren como pollo sin cabeza… van tarde! Y esto va muy rápido para ir tarde. Pero no quiero hablar de este sector, entre otras cosas porque me apoyaré en un buen post de iPeriodista, que como conocedora puede hablar con más propiedad del asunto – “Aún hay esperanza para el periodismo” por @VirginiaLop Lo recomiendo mientras giro a mi otro colectivo del que sacaré más chicha.

Hablemos de ese otro gran sector que tiene tanta relevancia en la sociedad de la que todos somos parte, que me preocupa profundamente que no haya sabido reconducir o adaptar su mundo al Social Media… Los políticos (y partidos políticos)

Me preocupa, y de una forma alarmante, que solo algunos pocos vaguen por cuentas medio desiertas y que solo sea noticiable cuando alguno de esos iluminados mete la pata o comparte la puntuación de un juego que se ha descargado en su móvil -el niño, que juega con las cosas de mamá ministra- no voy a enumerar estas noticias porque todos hemos escuchado en los últimos meses algún caso así.

No me queda otra que cuestionar, por enésima vez, la inteligencia de aquellos que gestionan nuestro futuro y engrasan nuestro sistema… así nos luce el pelo.

Twitter, quizá sea el máximo exponente de un medio en el que se pueden mover con cierta cautela, pero activamente, afianzando su persona, trabajando su carisma (quien la tenga) y ofreciendo una marca personal, sí, personal, dado que son personas, con padre y madre de los cuales nos acordamos continuamente.

Tanto pánico tienen a mostrarse como son?

Reconozco, y volviendo al periodismo, que cuando veo unas declaraciones en un telediario o programa de debate, pueden estar incompletas o descontextualizadas… dudo sistemáticamente de lo que escucho y si me interesa escarbo, nunca veo la opinión de ese personaje en su twitter. 140 caracteres difícilmente se pueden tergiversar ni descontextualizar y en esencia será lo que se busca comunicar, luego me dará más fiabilidad (esté de acuerdo o no)

Pero a parecer la mayor utilidad de su cuenta del pajarico viene cuando tienen que pedir perdón públicamente  tras colleja institucional o falso arrepentimiento, puag!!!

Tan difícil es?

Están perdiendo la oportunidad de cimentar una buena imagen y fomentar la credibilidad que hemos perdido, o más bien nos han hecho perder. Quizá les pille la hora de la siesta cuando los medios se hacen eco de la importancia de twitter en la victoria de Obama. Pero si nuestros políticos no ven la tele, dado que están trabajando dura y honestamente para mejorar nuestro país. Digo yo, y quizá peque de iluso, que entre esas pléyades de asesores que pululan a su alrededor y que nos cuestan tanta pasta, quizá algún integrante de sus gabinetes de comunicación… sí pueda ver que no hay manera de confiar en quien deja toda su salsa para discursos preparados y estudiados, sin espontaneidad ni humanidad, haciendo una vez más un ejercicio de hipocresía que solo queda disimulada con el populismo que rezuman cuando se acercan comicios.

Quiero saber lo que opina una persona más allá de lo que le dice su partido que tiene que opinar. El problema de los políticos, es simplemente que hacen política. Y esta situación se arregla mejor con personas. 

Para mí, es increíble que las herramientas sociales no sean el medio de acercamiento a ciudadanos, ni siquiera como estrategia para ganar votos, me reitero en que veo un cierto nivel de ceguera o estupidez, y sea como sea no quiero ni ciegos ni estúpidos pilotando el avión en el que todos vamos de pasajeros… para eso ya tengo Ryanair.

-nota importante- No estoy hablando de bandos, partidos, ni colores. Generalizo. Es una visión 360º de los políticos actuales. Véase que los palos van a diestra, siniestra, centrum, arriba y abajo, por si queda alguna duda.

Como en todo, habrá quién lo esté haciendo medianamente bien pero… son minoría.

Pocos van a conseguir mi confianza, por no decir nadie, pero ese hipotético alguien debe aportar algo más, y no siendo obligatorio estar en twitter (u otro medio) sí sería muy útil para ganarme como adepto en un futuro. Aquí serían un poco más cercanos que los logotipos propagandísticos de colores que me quieran representar.

La integración de los medios sociales en política me parece un paso coherente y necesario. Sentido común, humildad y cercanía. Paciencia, tendrá que llegar.

A veces prefiero no mirar, pero si no miro no opino, y si no opino no puedo escribiros estas líneas… @SantiGonFe

Salu2.0

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s