Empresa·Opinión

Cuando éramos ricos… cuéntame otro cuento que ese ya me lo conozco.

Todos los días me cruzo con alguien que echa la vista atrás y se olvida de mirar de frente al futuro…

Conviene recordar que en este cuento somos todos protagonistas, y ni sucedió hace mucho mucho tiempo, ni en un país muy muy lejano…

El mayor problema que se nos presenta al valorar momentos del pasado es que quizá estos recuerdos sean mejores que la situación del presente. Por eso he de decir que la corriente de personas que no para de repetirse una y otra vez lo bien que se vivía antes, no hacen más que remover dentro de un baúl de cosas caducas y obsoletas, inservibles en modelos económicos y sociales actuales y que fueron, en parte, los elementos precursores de esta tesitura que hoy les hace recordar tiempos pasados.

Esa nostalgia económica, de olor avinagrado y apretar de puños, solo sirve en mi opinión para dos cosas. Opción A: aprender de los errores cometidos y construir un modelo responsable y sostenible, sentando las bases de una economía real y transparente. u Opción B: amargarse por tiempos pasados que ya no volverán, como reza alguna canción y anclarse en cuando todo “funcionaba” y en la superficie todo era de color rosa, eso sí, realidades construidas sobre arenas movedizas y cimientos de papel. Donde nadie vio que venía el lobo, pero con semejante arquitectura ficticia y precaria de nuestra economía, incluso sin lobo que soplara era cuestión de tiempo que la casita del primer cerdito cayese, la del segundo se derrumbara, y hasta aquí bien… pero cuarenta y muchos millones de cerditos en España… joder! que chollo!!! sigamos haciendo edificios!!!

Yo no me voy a quedar quieto añorando mis ingresos de hace años, me provoca ansiedad y desazón, y como tampoco puedo ser partícipe de la opción A -antes mencionada-  a nivel global, me la voy a aplicar de una manera introspectiva mientras avanzo, habrá que deslizarse por esta nueva realidad empresarial, sin negar que antes vivía mejor en algunos aspectos, pero más centrado en las oportunidades que sea capaz de aprovechar para vivir mejor en el futuro…

Si tu frase es “Érase una vez…” No me molestes!

Si tu frase es “Será una vez…” podemos entendernos, hablemos de futuro…

En este panorama, que la memoria histórica sea la llave para nuevos tiempos sin errores pasados, ya vendrán otros nuevos que haya que afrontar. Pero, es mucho pedir que cada cual analice su momento actual en vez de añorar épocas de bonanza? Sirve de algo? Avanzamos? Avancemos!

Cuando ayer – 01 de Oct- en una entrevista con Alicia Calderón y Antonio Asensio de @Miprimertweet , la charla se centró en ver como había cambiado la situación comercial en los sectores donde me muevo, fui un poco más consciente de que, si a a día de hoy soy capaz de barajar pequeños éxitos con leves fracasos y no he palmado en el intento, es por haber entendido de forma creo que correcta los cambios que se han producido para continuar materializando ventas. Mientras he ido viendo como muchos otros, por desgracia, se han quedado por el camino por no levar ese ancla, por mirar sus huellas en vez de echar su pie adelante para poner avante una nueva, más fuerte y más profunda. Por echar de menos de forma enfermiza esos tiempos en los que éramos “ricos”

Por hoy, nada más que decir.

Deseo y ansío ser útil a través de mis palabras, y que una vez más podáis exprimir este post de opinión para sacar el jugo constructivo.

Si te ha gustado, opinas igual o discrepas, comenta sin miedo, ya que este blog se alimenta de tu lectura- Salu2.0

@SantiGonFe

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s